..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Un paseo por sus mejores pueblos
En Mxico, el encanto se presenta de muchas maneras. En forma de metrpolis, de costa, de historia, de sabores: la experiencia mexicana es multifactica y se presta a ser vivida a gusto del turista. Sin embargo, ninguna otra parte del pas te dar una visin ms completa de Mxico que un paseo por sus mejores pueblos. Lo que hayas venido a buscar (sea mar, arquitectura, gastronoma y ms) hay un pueblo que te lo da. Porque en Mxico, los pueblos no son bonitos Son mgicos.

Alamy. Texto: Patricia Rey Malln (@PReyMallen)
ancla
Imagen 1 de 16 Siguiente 
COMALA
Vine a Comala porque me dijeron que ac vera a mi padre, un tal Pedro Pramo. As, con un canto a este pueblo de Colima, comienza la novela de Juan Rulfo y obra maestra de la literatura mexicana, La Comala. Pasa un tiempo en la Plaza Municipal, disfrutando del encanto y el equilibrio entre arquitectura y belleza natural, y entenders qu fue lo que cautiv a Rulfo.

Alamy. Texto: Patricia Rey Malln (@PReyMallen)
Editoriales de Hoy en  
Jess Silva Herzog Mrquez
"Hay cadveres en las calles. Explota una granada en alguna parte. Un nio muere durante una persecucin de militares tras unos halcones. Hay matones detenidos y armas decomisadas, olor a carne quemada, a cabellos muertos. La ciudad es como un panten de almas en pena, una Llorona multiplicada que en realidad no tiene lgrimas porque las desparrama hacia dentro y nadie debe saberlo, porque sobrevivir es rendirse y acostumbrarse al imperio de los caones de fusiles automticos; esa sangre esa agua salada, las cavidades acuosas, la muerte, el grito de dolor podrido, no sale en los peridicos: en sus pginas se publica el silencio, acaso un accidente, el alza en los precios de los productos y algn discurso del gobernador". Javier Valdez Crdenas, autor de este prrafo no se rindi y, como anticipaba ah, no sobrevivi. La tragedia mexicana ha arrasado la informacin, en particular la prensa local. La desolacin de ese periodismo es smbolo de la devastacin nacional. No tienen los periodistas, por supuesto, privilegio en el dolor. Si me detengo en la amenaza al periodismo es porque en su trabajo estn nuestros ojos, nuestro entendimiento. Los periodistas son -lo digo sin solemnidad alguna- los cuidadores de la verdad. Sin prensa vivimos a oscuras y sin palabras: mudos y ciegos. La redaccin de un peridico es, un poco, el smbolo de nuestra selva inhabitable. Acosado por criminales y polticos (la frontera entre unos y otros es falsa a su juicio), tentado y golpeado permanentemente por la corrupcin, infiltrado por espas que delatan e intimidan desde dentro, incomprendido, abandonado a su suerte el diario local es Mxico. No es solamente el periodista quien es obligado a callar, a "ponerse una venda en los ojos y un trapo pestilente en la boca". Al retratar el miedo y la amenaza, la valenta y la traicin, el desamparo y la terquedad de los reporteros de la guerra, Valdez pint nuestro terrible presente. Deca el periodista John Gibler en una entrevista reciente publicada por El Pas: "En Mxico es infinitamente ms peligroso investigar un asesinato que cometerlo". Alguien se atrevera a desmentirlo? Los criminales tienen el resguardo de la impunidad. A Javier Valdez lo mataron a pleno sol, lo dejaron a la mitad de la calle. Despus de disparar doce tiros, los sicarios dejaron el lugar. No puede decirse que hayan huido porque no parece que tuvieran prisa, porque no necesitaron esconderse, porque saben que estn a salvo. No hay imgenes de los criminales. En el centro de Culiacn, una de las ciudades ms sangrientas del pas las cmaras de vigilancia no funcionan. Ms del 90% de ellas son inservibles. El gobierno no les ha dado mantenimiento. Matar tranquilamente, escribir con miedo. Mandan ellos, escribi Valdez. El silencio gana. Al recibir el Premio Internacional a la Libertad de Prensa que otorga el Comit para la Proteccin de los Periodistas, Javier Valdez habl de la soledad del periodista mexicano. No era la soledad natural del oficio, el refugio firme de quien debe mantenerse distante de los poderes. Hablaba de una soledad "macabra". Era un abandono o, ms bien, un desamparo. No tiene eco en la sociedad lo que escribimos, arriesgando la vida. Queda en la pgina de un diario local, en el reportaje que leen un manojo de personas, en la imagen que se pierde en la tediosa pornografa de la sangre diaria. El desinters, el hartazgo, la ansiedad social se han vuelto cmplices de la violencia. A cambiar de tema y a cerrar los ojos. Nuestro arrojo, por ello, cae en el vaco, volvindonos an ms vulnerables. Valdez saba que la indiferencia abarata la cacera. La palabra que se abre paso entre las bocas cerradas, el reportaje que se publica entre tantos otros que quedan sin publicar, la imagen que muestra los horrores nace de la admirable insensatez del hroe. Nadie tiene obligacin de serlo. Una sociedad que necesita hroes es una sociedad enferma. Una nacin saludable no le pide a nadie poner su vida en la cuerda, no llama al sacrificio de ninguno. Pero eso exige un pas moribundo: la monstruosidad del herosmo. ...
Raymundo Riva Palacio
Finalmente, luego de ms de cuatro aos de gobierno, en Los Pinos cayeron en cuenta que junto con las reformas, un importante detonador del malestar de los mexicanos tiene que ver con la corrupcin. El primero de mayo, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmn, le propuso al consejero jurdico en Los Pinos, Humberto Castillejos, uno de los funcionarios ms influyentes en el presidente Enrique Pea Nieto, una estrategia para combatir la corrupcin en el gobierno federal. Guzmn, revelaron funcionarios, solicit a todas las secretaras un listado de trabajadores que pudieran ser acusados por corrupcin, para que pudieran ser explotado penal y mediticamente, y comenz a trabajar de esta manera el final del sexenio, que se encuentra a slo 17 meses de distancia. La peticin de Guzmn revela varias facetas sobresalientes del gobierno actual. Por un lado, la aceptacin implcita del presidente Pea Nieto que la corrupcin tiene infectado a su gobierno. Pea Nieto era refractario a la sola insinuacin de corruptos en su administracin, y todava en diciembre, cuando se le preguntaba directamente sobre qu hara al respecto, responda que su gobierno era el que ms haba hecho en el combate a la corrupcin. La impresin que siempre dejaba era la de negacin total a un fenmeno que se haba convertido en su gangrena. No est claro en qu momento cambi su parecer, y autorizar acciones como las propuestas por Guzmn, pero en el primer trimestre del ao, en una reunin con el equipo editorial de un medio en la Ciudad de Mxico, uno de sus interlocutores fue segn personas que estuvieron en ese encuentro brutal, por decir lo menos. Le dijo, no literalmente como aqu se apunta, que si no haba pensado que una vez que terminara su mandato, podra ser acusado por corrupcin. La cara de Pea Nieto, recordaron los presentes, cambi de color y fue evidente su enojo. La otra faceta que sac al descubierto la iniciativa de Guzmn, es la aceptacin clara del conocimiento que hay en Los Pinos sobre la corrupcin en el gobierno. Cundo la reconocieron, no est claro. En qu momento les pareci que haba rebasado todo lo tolerable posible, en el contexto de un rgimen donde la colusin y las ilegalidades son parte del combustible que lo mantiene todava, tampoco. La corrupcin explot a niveles no recordados por nadie, desde los primeros meses del gobierno de Pea Nieto, con la llegada de un alto nmero de mexiquenses a la administracin pblica federal. Los primeros en sentir la voracidad fueron los empresarios, quienes se quejaban que los niveles de corrupcin del pasado, cuando les pedan un promedio de 10-15% de comisin sobre las licitaciones de obra pblica que ganaran en un concurso, se haba elevado hasta en un 40%, y escal todava ms en los ltimos meses, en algunos casos que comentan pero no denuncian pblicamente, hasta 80%. Cnicamente, en el gobierno le estn llamando retorno de inversin. Las cifras son increbles, incluso para un sistema donde la corrupcin ha sido un estilo de vida y un mtodo de operacin cotidiana durante dcadas. Sin embargo, pese a que desde 2013 los empresarios comenzaron a expresar su malestar, dos miembros del gabinete consultados por este espacio en aquellos meses del incipiente gobierno, aseguraron no haber escuchado nada sobre este tema. La corrupcin dentro del gobierno comenz a permear en el gabinete hasta 2015, segn algunos funcionarios, pero no pas nada. Incluso, como mostr la actitud del presidente Pea Nieto, la negacin era la constante. Despus de la derrota del PRI en la mayora de las elecciones para gobernador, el ao pasado, y los nmeros decrecientes del respaldo electoral al partido y a sus candidatos en las elecciones para gobernador en tres estados, en junio, dentro del gobierno hay otro tipo de sensibilidad acelerada por la preocupacin de perder el poder. Un funcionario de la Unidad de Inteligencia Financiera, que depende de la Secretara de Hacienda, admiti que si un partido de oposicin llegara al poder el prximo ao y actuara con energa, no alcanzaran las crceles para tantos funcionarios vinculados a actos de corrupcin. Ya fue demasiado para seguir manteniendo la ceguera. Incluso para los mexiquenses en Los Pinos. El encuentro de Guzmn y Castillejos en mayo transcurri en esa direccin. Carne para el sacrificio de fin de sexenio, es lo que estn pidiendo a las dependencias del gobierno, cuyas listas negras se estn elaborando para que se trabajen con la Secretara de la Funcin Pblica y la Auditora Superior de la Federacin. El enfoque se est haciendo en aquellas dependencias donde se manejen fondos pblicos, o en reas sensibles, como en el Servicio de Administracin y Enajenacin de Bienes, donde se inici una auditora por la venta de los dos ltimos ingenios del gobierno, por tres mil 400 millones de pesos. La cacera de corruptos ha comenzado. No hay pistas todava de por dnde podrn venir los primeros sealamientos, ms all de las investigaciones en curso dentro de Pemex. Funcionarios federales indicaron que la estrategia no se limita al gobierno del presidente Pea Nieto, sino que tambin se est analizando a los gobernadores priistas y de oposicin por el manejo de los fondos pblicos. Se desconocen las razones por las cuales Pea Nieto autoriz a sus dos cercanos colaboradores a iniciar la persecucin, pero queda claro que con esto, empez a construir un puente para el da despus que deje la Presidencia, levantado sobre la infamia pblica de funcionarios. ...
El sbado pasado, los presidentes del PAN y del PRD, plantearon la formacin de un frente opositor para las elecciones del 2018, en virtud de los resultados exitosos alcanzados en tres de las alianzas que establecieron en 2016 y el probable resultado favorable en Nayarit, sealando que es difcil que un partido opositor en lo individual gane la eleccin presidencial. Un da antes, el viernes, Andrs Manuel Lpez Obrador, volvi a poner un ultimtum a las fuerzas de izquierda para que sus candidatos declinen y respalden a Delfina Gmez en el Estado de Mxico. Tras estos llamados, qu frente o frentes podran plantearse en el 2018? Creo que pese al llamado de las actuales dirigencias del PAN y del PRD, no est claro que se pueda conformar una alianza de los dos partidos. En el caso del PAN, ms bien pareciera que Ricardo Anaya ya empieza a procesar las implicaciones de la probable derrota de Vzquez Mota en el Estado de Mxico, resultado que le va a restar puntos en sus probabilidades de ser el abanderado del PAN en la eleccin presidencial del prximo ao. Es probable que aparezca ahora como el campen de las alianzas, independientemente de que l sea o no el candidato. El caso de Barrales es ms claro. Le quedan seguramente pocos meses al frente del PRD y quizs est buscando expresamente una alianza con el PAN que pueda darse tambin en la CDMX, para tener ella misma posibilidades de enfrentar a quien sea el candidato o candidata de Morena. La figura emergente ms importante del PRD, Juan Zepeda, candidato al Edomex, se ha mostrado contrario a las alianzas con el PAN y ha empujado alianzas con la izquierda, posicin que impidi una alianza con el blanquiazul en el Edomex. Pero en el caso de AMLO, hasta ahora ha habido rechazo a esa propuesta y slo la peticin de que respalden a los candidatos de Morena. El resultado del Estado de Mxico podra cambiar esta posicin si Delfina es derrotada por Alfredo del Mazo y si AMLO ya no sube ms en las encuestas nacionales. En ese caso, no dude que empiece a ser ms condescendiente con quienes ha acusado de ser parte de la mafia del poder. Si gana Delfina, entonces se reforzar la posicin de que Morena vaya sin alianzas a las elecciones del 2018. En este momento, la posibilidad de una alianza entre el PRI y el PAN parece remota. Sin embargo, si pierde Del Mazo en el Estado de Mxico, no le extrae que se empiece a manejar incluso esa posibilidad. Si gana el tricolor, seguramente slo buscarn alianzas con el Partido Verde y con el Panal. Como le he comentado previamente en este espacio, para pensar con seriedad en el 2018 en primer lugar debe resolverse la incgnita que representan las elecciones del 4 de junio. Los resultados de ellas son los que van a dar el marco concreto de posibles alianzas para las elecciones federales. El sbado, alguien pregunt si la alianza de la que hablaron Barrales y Anaya estaba dirigida contra AMLO. No iban a decir que s ninguno de los dos, pero es obvio que es uno de los dos objetivos. El otro sera el candidato del PRI, sea quien sea. Si el tricolor gana en Edomex y Coahuila en un par de semanas, mostrar que al margen de su posicin en las encuestas hoy, seguir como un partido competitivo en el 2018, al que no va a ser fcil derrotar. ...
Fray Bartolom
PARA beneplcito del PRI y de Andrs Manuel Lpez Obrador, los principales opositores a una alianza PAN-PRD en la eleccin presidencial estn, curiosamente, dentro de estos mismos partidos. EN EL CASO del perredismo, a algunas de las tribus les preocupa ms mantener su parcela de poder, que darle viabilidad de largo plazo a su partido. Por eso la corriente de Ren Bejarano sali a descalificar la idea de la alianza. SE SABE tambin que la idea de que panistas y perredistas -junto con otros partidos y organismos civiles- formen un frente amplio para dar la pelea en 2018, no cay nada bien a Graco Ramrez, quien de la mano de Silvano Aureoles busca apresurar el relevo de Alejandra Barrales. A ver qu pasa. ESTA SEMANA es clave para las intensas negociaciones entre Mxico y Estados Unidos, a fin de resolver la disputa comercial por el azcar. A decir de los expertos, como se desarrolle este conflicto muy probablemente marcar la pauta para la renegociacin del TLCAN. Por lo pronto, Ildefonso Guajardo se dice confiado de lograr un dulce acuerdo. ALL en Coahuila dicen que Miguel Riquelme anda prometiendo mucho, y no saben si realmente va a cumplir... o si va a salir como Rubn Moreira. LOS COAHUILENSES recuerdan que, como candidato, Moreira prometi grandes beneficios por medio de la tarjeta "La ms mejor". Sin embargo, al ganar las elecciones no slo no cumpli, sino que recort muchos otros apoyos existentes. Y AHORA Riquelme anda repartiendo tarjetas con la velocidad de un tallador de Las Vegas: el "Monedero rosa", de apoyos econmicos a jefas de familia; "Mi tarjeta de inscripcin" para estudiantes de prepa y universidad; un monedero naranja para gastos de educacin; y otro ms para 300 mil familias de escasos recursos. LO QUE nadie sabe es cmo diablos le har el priista Riquelme para pagar -y cumplir sus promesas-, en caso de ganar la gubernatura. Ser que descubrieron petrleo en Coahuila y a nadie le han avisado? Es pregunta que no da crdito. EL QUE se vol la barda fue Jaime "El Bronco" Rodrguez. Ante las crticas de que se la pasa visitando otros estados en lugar de atender el suyo, el gobernador de Nuevo Len sali con que no anda en la grilla sino construyendo con las otras entidades... un Tratado de Libre Comercio! ANTE ESTO, hay quienes se preguntan si en este caso TLC son las siglas de: "Tanteando la campaa". ...
Al conducir, en Tamaulipas no se usan los espejos del auto de manera convencional: para revisar si es seguro adelantar a otro vehculo o echarse para atrs. Aqu hay una manera diferente de manejar, le explic una reportera a Javier Valdez. Es increble que en Reynosa tengas que espejear y adems fijarte quin est al frente, atrs o a los lados. No espejeas como medida de seguridad, le detall la periodista al hablar sobre el acoso que se vive en lugares donde los que mandan son los narcos, y los criminales no necesariamente son distinguibles del gobierno. Javier Valdez incluy el anterior testimonio en Narcoperiodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia, publicado en 2016 por Aguilar. Hoy se cumple una semana de impunidad del asesinato de Javier Valdez y cinco das del fallido acto donde, a propsito del homicidio del periodista sinaloense, el gobierno de la Repblica y una veintena de gobernadores se pronunciaron a favor de fortalecer el mecanismo de proteccin (es un decir) federal para periodistas y de multiplicarlo en los estados. Ni el mandatario federal ni sus colegas estatales entienden que son parte del problema, y que para ser parte de la solucin antes que multiplicar supuestas medidas paliativas de las consecuencias (las amenazas y los ataques), lo obligado sera corregir las causas de la cacera de reporteros y defensores de derechos humanos. Porque, como escribe Javier Valdez en Narcoperiodismo, no slo los narcos desaparecen y matan a los fotgrafos, los redactores, los periodistas. Tambin hacen su tarea de exterminio los polticos, la polica, la delincuencia organizada coludida con agentes, ministerios pblicos, funcionarios de gobierno y militares. El gran pecado, el imperdonable delito, escribir sobre los dolorosos acontecimientos que sacuden a nuestro pas. Denunciar los malos manejos del erario, las alianzas entre narcos y mandatarios, fotografiar el momento exacto de la represin, darle voz a las vctimas, a los inconformes, a los lastimados. Este libro de Javier Valdez expone los diferentes mecanismos de acoso e intimidacin utilizados por gobiernos, criminales e incluso empresarios para minar la voz de los periodistas en diferentes estados del pas. De Tamaulipas, donde cada crtel impuso su lnea editorial, sus incentivos a las mejores notas y tambin las penas, a Jalisco, donde polticos logran silenciar a reporteros al chantajear a sus patrones con el retiro de publicidad, pasando por el Veracruz donde a los periodistas se les intimida con espionaje, el libro de Javier nos devuelve al origen del problema. Los criminales se benefician de un clima de impunidad creado por las autoridades, que tambin ganan con el silenciamiento por autocensura, exilio o muerte de los periodistas. Porque tan temibles son los criminales, que incluso tienen cdigos para sancionar a periodistas en Tamaulipas pueden ser castigados con manitas (cachetadas), tablazos (golpes de madera en la espalda y nalgas), tijera (corte de extremidades), fogones (quemada en partes del cuerpo) y piso (asesinato), como el poder mal usado de los polticos. -A quin le debe uno temer ms como periodista?, cuestiona Javier a un colega en uno de los captulos de Narcoperiodismo. -Creo que sera a los polticos por el poder que tienen sobre los medios, quiz representan el riesgo ms importante. Y del otro lado, las desfavorables condiciones laborales de los periodistas. Meses antes de ser asesinado Javier Valdez denunci la plaga que silencia a comunicadores y activistas: autoridades omisas y/o corruptas que no enfrentan a los criminales, sumiendo a la ciudadana en la indefensin. Mientras eso siga, la matazn continuar, como ocurri hace una semana contra Javier. ...
Siempre ser ms fcil y desde luego menos riesgoso sealar al gobierno como culpable de la muerte de periodistas que apuntar a los asesinos: los narcos. O los narcos coludidos con poderes polticos locales (caso Iguala). Y no digo los narcos como una generalizacin, sino que tienen nombre y apellidos. No me vengan con que Javier Corral mand matar a Miroslava Breach. Ni que Quirino Ordaz fue el que orden asesinar a Javier Valdez. O que Pea Nieto los instruy a todos. Se trata de un facilismo cobarde, propio de los que slo ven dividendos polticos en las situaciones trgicas, o quieren hacerse notar sin correr riesgo alguno. Desde luego los gobernantes tienen responsabilidad en la descomposicin que hay en algunos estados y en amplias zonas de la repblica. A ellos corresponde hacer cumplir la ley y que nadie muera por investigar el narcotrfico y sus ramificaciones. Pero un sector todo lo ve desde la perspectiva de la capitalizacin poltica para llevar agua a su molino. Con el asesinato de periodistas, de nuevo quieren sacar provecho poltico para ayudar a crecer a su lder sobre las ruinas del pas. Suficientes problemas hay y errores ha cometido el gobierno como para inventarle que es asesino. Lo dicen por oportunismo y cobarda. A nadie le va a pasar nada si dice que Pea Nieto, Corral o Quirino son asesinos. No habr represalias por el simple hecho de que no lo son. Pero cuando se trata de mirar al narco de frente, prefieren eludirlo, y darle cobijo social para exonerarlo de la condena pblica. Todas las sospechas apuntan a que quien mand matar a Javier Valdez fue Dmaso Lpez Nez, alias El Licenciado, exnmero dos del Chapo Guzmn, capturado el 2 de mayo en la Ciudad de Mxico. Dmaso est obsesionado con castigar a quienes lo pusieron, para ser detenido sin un solo tiro en la colonia Anzures de la capital. En el operativo en que lo apresaron, Dmaso ofreci dinero para que sus captores le dijeran quin lo haba entregado. Al no encontrar respuesta amenaz a los federales y militares, uno a uno, con cortarles la cabeza a ellos y a sus familias. Dmaso est obsesionado por la venganza. Por ah viene una de las lneas de la investigacin. El capo, molesto por el trabajo del periodista Javier Valdez. Pero en lugar de exigir rigor contra ese narco, algunos gritan fue el Estado. Luce ms polticamente, da ms prestigio en el crculo rojo, pero no conduce a la verdad. El 4 de mayo fueron detenidos en la Ciudad de Mxico seis escoltas de Dmaso Lpez Serrano (el miniLic), hijo de Dmaso Lpez Nez, quien trae el pleito con los hijos del Chapo, Jess Alfredo e Ivn Archivaldo. Se trata de los sinaloenses Benigno Gastlum Sandoval, Ramn Arrellanes Almazn, Jess Alejandro Garca Parra, Juan Enrique Rodrguez Acosta y Trinidad Francisco, as como el jalisciense Jorge Tovas Calleros. Se les decomisaron un lanzagranadas, dos granadas, chalecos antibalas especiales (que no dejan entrar los proyectiles matapolicas), un kilo de cocana, cartuchos, 148 dosis de cristal, ocho equipos de comunicacin. Una jueza, Mara Elena Cardona Ramos, los dej libres porque la captura careca de verosimilitud y razonabilidad. Ellos dijeron dedicarse a la minera. Para afuera. Esos sujetos, y el MiniLic, estn sueltos gracias a las amenazas a una jueza. Pueden matar a cualquiera. Pero la galera no apunta hacia ellos, sino adonde no hay riesgos ni consecuencias: fue el Estado. ...
Ir Arriba